Biografía corta de Esopo

En literatura, uno de los géneros más antiguos que se pueden encontrar es la fábula, género de la literatura universal. Una fábula es una historia contada por animales que encarnan a diferentes personas o personas. Estos cuentos tienen una finalidad didáctica, que en última instancia se explica como moralidad. Esopo responsable de la invención de este género, como pretendía Homero epopeya de la paternidad.

Esopo definió el género de la fábula con la ayuda de personajes cuyas características se humanizaron, además de dejar siempre al lector con el último pensamiento con el que reflexionar. En sus relatos, los personajes y el entorno están dotados de características similares a la vida real, para que el lector se sienta identificado. Las fábulas de Esopo suelen ser relatos breves que se componen de forma sencilla y comprensible, además, sus personajes suelen ser animales personificados dotados de la capacidad de pensar y hablar.


Una de las primeras menciones conocidas de Esopo es el ciclo, que está representado por figuras rojas que datan del 470 a. C. En estas imágenes puedes ver a Esopo hablando con un zorro. Esopo cita a Herodoto, Aristófanes, Aristóteles y Platón en varias fuentes literarias. Platón dijo que Sócrates se sabía de memoria las diversas apologías escritas por Esopo, y que él también las escribió. Se cree que alrededor del siglo I existió una biografía escrita por un autor anónimo y titulada: “La Vida de Esopo”. En la época medieval, mucho más tarde, Maxim Planudes, logró escribir otro libro biográfico del mismo nombre, "Vida de Esopo", que estaba lleno de varios elementos folclóricos y legendarios, que hicieron que su memoria fuera aún más brillante.

Cinco siglos después de Esopo, un esclavo liberado por el emperador romano Augusto llamado Fedro incluyó varias fábulas que él mismo inventó. Todas estas historias fueron inspiradas en Esopo, buscando así reelaborar diferentes historias con mucha gracia. En la Edad Media, las historias de Esopo lograron ganar un extraño reconocimiento, que en el siglo XVIII y gracias al auge del neoclasicismo adquirieron gran fama de la mano de autores tan prestigiosos como La Fontaine.

Según numerosos estudios, se afirma que las fábulas de Esopo se remontan a la época arcaica. Estas obras, escritas en la época, fueron recopiladas durante el siglo IV a. C. todo de manos de Demetrio de Faler, sin embargo se sabe que estas historias se han perdido con el paso de los años, se desconoce si fueron destruidas o enterradas en algún lugar sin dejar rastro. Una de las principales colecciones de fábulas atribuidas a Esopo es el llamado Agustín, que algunos autores atribuyen al siglo 1-2, y otros, al siglo V, donde también se complementan con otras colecciones de carácter anónimo.

Subir