Biografía corta de Esteban Laureano Maradona

Esteban Laureano Maradona nació un 4 de julio del año 1895, en la ciudad de Esperanza provincia de Santa Fe, Argentina. Este personaje de profesión médico rural, amante de la naturaleza y escritor, que vivió alrededor de 53 años en una localidad de Formosa ejerciendo de forma gratuita la medicina.

Hijo de Waldino Maradona quien era periodista, maestro y productor rural y de Petrona Encarnación Villalba Sosa, siendo el noveno hijo de este matrimonio, constituido en una numerosa familia de 13 hermanos.

Pasó a la historia de Argentina como una invaluable persona en tanto su abnegación como médico, por su buena relación con las personas, siendo un ejemplo viviente de desprendimiento.

Infancia

Mucha de la infancia de Laureano Maradona fue a la rogillas del río Coronda, en donde jugaba y cazaba. Residiendo en una casa humilde de solo ladrillos, sin electricidad ni ningún otro servicio básico; desde muy joven se dedicó a prestar ayuda sin cobrar nada a cambio, sobre todo a las comunidades indígenas circundantes en la zona.

De forma espontánea, llegó a dedicarse a investigar las formas de vida y cultura de los pueblos originarios, además mostraba interés por conocer y estudiar la fauna y flora de la región.

Aunque se encontraban a gusto en la localidad donde vivía la familia, tuvieron que mudarse a la ciudad Buenos Aires; donde transcurrió su adolescencia y donde cursa sus estudios, graduándose como médico en el año 1928.

Poco tiempo después, viaja a la ciudad Resistencia en la provincia del Chaco donde viviría de primera mano el golpe de estado cívico militar ocurrido en 1930.

Camino al exilio

Luego de estos eventos había un clima de inestabilidad general lo que motivo a Laureano Maradona a hablar en las plazas públicas cercanas, temas vinculados a la democracia y la importancia de un gobierno institucional.

Esta situación le generó que fuese considerado un enemigo del gobierno, por lo cual constantemente era perseguido y asediado por la llamada restauración conservadora. Decide exiliarse en Paraguay, no obstante, esta nación también estaba en guerra.

Durante este periodo en tierras paraguayas Laureano Maradona decide ayudar a los soldados heridos y caídos de la guerra del Chaco Boreal, entre Paraguay y Bolivia; cuestión que no era comprendida desde la lógica de guerra, pasando un tiempo en la cárcel por negarse a ser parte de una causa política específica. También se destaca la publicación de varios artículos en el periódico La voz del Chaco.

Al salir de la cárcel trabajó como camillero del hospital naval. Al transcurrir 3 años era el director de dicho hospital, donde se atendían a miles de personas sin importar a que bando pertenecieran.

Es en esa etapa de la vida que Laureano Maradona conoce a la joven Aurora Ebaly, de 20 años, sobrina del aquel entonces presidente paraguayo. Se convirtió en el amor de su vida, se habló de compromiso formal, pero ella muere en el año en 1934 a raíz de fiebre tifoidea.

Luego de ese momento triste de vida, no volvió a enamorarse de hecho, jamás se casó; al poco tiempo decide retornar a Argentina, pero antes donó sus honorarios a los soldados y a la cruz roja.

El retorno a sus raíces

Era 1935 cuando Laureano Maradona regresó a Argentina, llega al monte formoseño en la provincia de Formosa donde encontró un lugar idóneo. Inicialmente asiste a una mujer en parto delicado, visto esto los habitantes le solicitaron que permaneciera con ellos, ya que no había otro doctor cercano.

En ese momento cumbre toda una decisión que marco toda su vida, se queda para ayudar a los más necesitados, a los desprovistos, a toda aquella población constituida mayormente por indios, criollos e inmigrantes

Dedicándose por completo no solo a la medicina, sino que también les enseñaba a cultivar ciertas plantas; incluso a construir edificios con ladrillos de barro elaborado por ellos mismos, de su capital sacó y aportó todo lo necesario para las labores agrícolas.

Legado histórico

Amplios y variados fueron los reconocimientos dados en vida, lo honraron con el premio al Médico Rural Iberoamericano, fue postulado varias veces al Premio Nobel y recibió el Premio Estrella de la Medicina para la Paz entregado por la ONU en el año 1987. No obstante, manifestó siempre rechazo a la fama.

Esteban Laureano Maradona dejó pruebas escritas de todos sus contratiempos, esfuerzos y luchas en su libro denominado A través de la selva; realizando también una valiente denuncia de las condiciones de vida de los indígenas y de su explotación laboral.

Fallece a consecuencia de su avanzada edad a los 99 años, el 14 de enero del año 1995, en la ciudad de Rosario, Argentina. Como símbolo a su memoria y figura, el día de su nacimiento, es decir cada 4 de julio se conmemora el día del médico rural.

Subir